España sigue siendo un país de pequeñas y medianas empresas. El tan ansiado cambio en el modelo productivo que propugnan algunos líderes está todavía demasiado lejos.

FUENTE: RRHH Digital

Anuncios